7 de septiembre de 2008

CIENTÍFICOS LOCOS 01: Maximillian Cohen de Pi


Abrimos la sección científicos locos favoritos con Maximillian Cohen o el matematico loquito de Pi.
Convengamos que no soy la mas indicada para comentar acerca de las matemáticas (a pesar de que a los 17 estaba convencida en que tenía que hacer la Licenciatura en matemáticas (???), digamos que ese fue mi único approach real a la materia). Pero de ultima todos conocemos el número Pi ó π ó 3.1416 porque seguro todos lo sufrimos en la secundaria...problemente nunca entendiendo bien de dónde salía (mi teoría era que venía de las pirámides luego de haber leído "El misterio de la Gran Pirámide" éxito novelesco de los años '70 que junto con "El misterio de Orion" eran parte de mi bibiliografía paranóica de la época)
En fin, más allá del número Pi, la película dirigida por Darren Aronofski (que también como el personaje principal esta medio loquito con las pelis que hace, como x ejemplo Requiem for a Dream pero es capaz de levantarse a una mina como Rachel Weisz asi que tan loco no esta), es un gran ejemplo de la ciencia "dura" retratada en celuloide.
La idea del científico loco tiene larga data en la literatura y más tarde en el cine. Son menos los mátematicos que aparecen en las películas que los biólogos o médicos. Mi teoría es que como la matemática está tan apartada del mundo cotidiano, es tan abstracta, no genera tanto interés como una oveja clonada mutada mutante que come humanos.
Maximillian Cohen, avocado a la teoría de los números, es el personaje principal de Pi que nos muestra un poquito el mundo de las matemáticas y que pasa si hacés de los números tu vida, porque en realidad es eso...su teoría se basa en que todo lo que sucede en la naturaleza y la naturaleza misma puede ser expresada en números. Se la pasa buscando patrones de números en la bolsa de valores, topándose en un momento con una cifra de 216 dígitos que parece azarosa. Como es una película y nada sucede al azar, resulta que esta cifra no es solo una cifra, es un número que aparece todo el tiempo y tiene capacidades "especiales". Según le explica un estudioso de la Torá "The Torah is just a long string of numbers. Some say that it's a code sent to us from God.", a través de la gematria (donde se le asignan valores númericos a las letras del abecedario...) una práctica cabalística (práctica religiosa hecha medíatica por la mas grande: Madonna), ese número sería el equivalente de "Dios", por eso aparece en todas partes. (Acá toda la explicación de esto).
Trabajar con este número, buscándolo sin tregua en todas partes, le causa severos dolores de cabeza (literales) a Maximillian Cohen. Deja de tomar la medicación para aliviar sus dolores para finalmente comprender el significado de ese número; lo hago rápido: cuando cree haber comprendido se trepana el hemisferio derecho del cerebro y destruye el papelito con el número.

Mas allá de su obsesión con ese número, también tiene una no tan sana obseción con Phi ó \varphi \,ó la relación aurea, otro número irracional como Pi. "My new Hypothesis: If we're built from Spirals while living in a giant Spiral, then is it possible that everything we put our hands to is infused with the Spiral?"
Bueno...yo al menos quedé exhausta de tanta matemática y la verdad no me sorprende que Maximillian se terminara rayando del todo :P
Los chicos de Antropocaos son bienvenidos a ampliar sobre estos temitas, porque aceptémoslo, una antropocaca de mi calibre es imposible que sepa explicar con coherencia las espirales logarítmicas, la secuencia de Fibonacci (por más que me la explicara Dan Brown con detenimiento en el Código Da Vinci) u otras de estas relaciones matématicas.
Realmente recomiendo la peli, no solo porque tiene un prominente científico loco sino porque realmente te lima un poquito la cabeza, en el buen sentido.

4 comentarios:

Artifex dijo...

Yo iba a estudiar física y astronomía hasta que conocí a la antropología...ahora quiero volver a mis raíces. :P.

Parece que hay un patrón, sigamos así que podemos convertirnos en tribu urbana!. Se podría hacer una encuesta tipo..."cómo llegaste a la antropología?".

C! dijo...

Uh, yo quería ser artista... y me crucé con la antropología buscando diseños precolombinos. Pobre de mí. Quizás ahora estaría en el MALBA, quien sabe. O más cagada de hambre todavía!

diego dijo...

Científicos locos, que lindo tema. En Antropocaos tenemos a Ramón, que ostenta el título de Nerd Supremo, superando con creces todos los tests al respecto. De la ficción me quedo con el profesor Locovich de los autos locos, tan parecido a Carlitos Bianchi. De la realidad, tal vez mi ídolo máximo sea Tycho Brae, un astrónomo del siglo XVI, quien ostentaba una nariz de oro, pues la suya había sido cercenada en un duelo con otro astrónomo para ver quien era el mejor matemático. Además, según relata el maestro Carl Sagan, se la pasaba de fiesta en fiesta.
Otro que se las trae es Georg Cantor, padre de la teoría de conjuntos, quien determinó que hay infinitos más grandes que otros (lo cual representa un desafío poderoso a la intuición) y terminó en un hospital psiquiátrico.
De nuestro medio me quedo con el malogrado Allan Coult, quien en la década del '60 proponía una antropología psicodélica y sostenía que el primer trabajo de campo de un antropólogo debía ser un trip de LSD.
saludos peposos
diego

C! dijo...

Hola Diego! Anotamos todos estos nombres para cuando hagamos una lista de científicos locos de la vida real! Pueden resultar más interesantes que estos ficcionales, no?
Saludos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails