7 de noviembre de 2008

Chiste entrecomillado

.
Una vez mi prima, socióloga ella, me contó un chiste que me hizo sentir un poco mal. Decía algo com esto:
¿Cómo hacés para reconocer en la calle a un grupo de antropólogos?
Porque están todo el tiempo haciendo las comillas con los dedos.

¡Se ve que hemos llegado a la publicidad de gaseosas!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantaria poder tirar tambien las comillas al agua. Ojala fuera tan simple romper con el habitus de la profesion.

C! dijo...

AH! Es sólo una cuestión de actitud!

Cyndie dijo...

JAJAJAJAJA
me hiciste acordar cuando me mandaste el emoticon del msn de las comillas!! CUACKATE!!!
JAJAJAJ

Esteban S dijo...

Para mí que la comillamanía la empezó Cris durante los discursos con sus famosos deditos.

Gabriel (Colo) dijo...

Es cierto! Yo tb soy un comillero.

Y recuerdo que el 45% de los gestos que hacía Claudia Briones en sus teóricos eran 'dedito-palabra-dedito'

C! dijo...

Esteban, la Cristi sólo lo hace para marcar su cercanía con el compo intelectual!

Anra dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Genial. Y si, hay que poder desacerse un poco de las comillas che..total, el acento esta puesto en el tono como se diga la palabra..jajaja

Masiiii dijo...

¨sabes lo que pasa?, sos muy comillero¨

será esa la cuestión por la que no nos quieren a los antropólogos? (o antropólogos under construction como mi caso)
think about it, I will

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails