6 de febrero de 2010

Lo que hace el dinero, o de cómo nos gustaría estar becados para investigar pelotudeces

.
En la Revista Ñ de hoy hemos en contrado, en la sección Flora y Fauna de Diego Manso, un ejemplo clásico de lo que puede hacer un Auténtico Antropocaco cuando tiene plata:
Para hacer, mejor es decir
La Universidad de Washington tiene mucha plata y una socióloga que se llama Kari Lerum analizó durante un año las conversaciones de índole sexual de los empleados de tres restaurantes de su país y concluyó, palabras más, palabra menos, que hablar de cuestiones venéreas en horas de trabajo "mejora el sentido de camaradería" entre los trabajadores, y por ende "son felices, trabajan más y son más productivos". No sabemos muy bien de dónde salió la hipótesos que la llevó a semenjante conclusión, sí que durante su estudio de campo, Lerum quedó anonadada de las chanchadas que hablaban entre sí los ayudantes de cocina. "Si la gente va a estos lugares con una definición fija de lo que es el acoso sexual, habría casos de este tipo todas las noches", lanzó Lerum y corrió los límites. Conviene no aplicar en Buenos Aires, donde la chanza no parece transcurrir por otros carriles, los resultados de la investigación. Si así fuese, deberíamos apropiarnos del promir puesto en el top forty de la productividad.
¡Sponsor par Antropocacos YA!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails